Internet Explorer no es soportado por este sitio. Actualiza tu navegador para más seguridad, rapidez y una mejor experiencia. Descarga algunos de los recomendados haciendo click en el ícono:

Postgrados y Educación Continua

Inicio > Cursos > Curso Viaje en el Infierno con Dante
Curso Viaje en el Infierno con Dante

Curso Viaje en el Infierno con Dante

Descripción del curso

El curso invita a participar en el extraordinario viaje del poeta florentino a los tres reinos del más allá, partiendo por la primera y más ardua etapa: el Infierno. Se trata de un “viaje de iniciación” cognoscitivo y espiritual en el que el lector es guiado a profundizar en primera persona, de la mano del protagonista y de su guía, el poeta romano Virgilio, en el misterio del amor y de la libertad humana que puede extraviarse y perder el rumbo; un misterio vivido fantásticamente, pero a la vez con gran realismo, a través de las figuras inolvidables -en gran parte figuras históricas, y muchas contemporáneas al poeta- con las que el peregrino del inframundo tiene el privilegio de conversar. Se apreciarán en la lectura los múltiples elementos biográficos – la participación del joven Dante en la vida literaria y política de Florencia, sus estudios literarios, filosóficos y teológicos, su doloroso exilio y peregrinación por las ciudades italianas – que contribuyeron a generar un mundo poético de extraordinaria profundidad.

Dirigido a

  • Profesores de Humanidades
  • Licenciados en Humanidades (Literatura, Historia y Filosofía)
  • Público General

Programa

  • 6/10: El camino perdido en la selva, el encuentro con Virgilio y el inicio del viaje (Cantos I y II).
  • 13/10: La puerta del infierno, el castigo de los tibios, el embarque de las almas (Canto III).
  • 20/10: El drama del amor pasional: Francesca da Rimini (Canto V).
  • 27/10: El drama de la lucha política: Farinata degli Uberti (Canto X).
  • 03/11: Encuentro con un viejo maestro: Brunetto Latini (Canto XV).
  • 10/11: La aventura del conocimiento sin límites: la figura de Ulises (Canto XXVI).